lunes, 19 de octubre de 2009

El abc de Cosmiatria

Ácidos aminados: Moléculas indispensables para el organismo, ya que fijan el agua y aportan a las células las materias que necesitan para funcionar correctamente.

Ácido hialurónico: Si bien forma parte intrínseca de la piel, se va perdiendo según pasan los años. Se utiliza en la cosmética como un magnífico hidratante y como reconstituyente de la piel, a la que protege de los fenómenos atmosféricos.

Ácido kójico: Compuesto utilizado en cosmética para la eliminación de las manchas de la piel. Actúa sobre los melanocitos, inhibiendo la síntesis de melanina al bloquear la transformación de la L-TIROSINA, aminoácido precursor de la melanina. Su mayor ventaja radica en la suavidad que aporta a la piel y en que no causa irritación ni fotosensibilización.

Ácido retinóico: Preparación que estimula y acelera la renovación de las células y aumenta el espesor de la piel, atenuando las arrugas. Puede provocar rojeces e irritaciones por lo que debe aplicarse bajo control médico. Comercializado con el nombre de Retin-A, no debe confundirse con el retinol. Aunque ambos procedan de la vitamina A poseen propiedades diferentes. El ácido retinoico está prohibido en cosmética.

Ácido salicílico: Compuesto muy empleado para fines medicinales, sobre todo en forma de ácido o en su forma acetil-salicílico. En el cuero cabelludo actúa como agente keratolítico que reduce el número de escamas visibles. Se utiliza además para tratar el acné, las pieles grasas y como renovador celular.

Adipocito: Célula del tejido adiposo, con forma poliédrica o redonda, rodeada por una membrana basal. La gran gota de grasa que almacena en su interiorhace que le núcleo y el citoplasma aparezcan comprimidos contra la membrana celular.

ADN: Ácido desoxirribonucleico. Está presente en el núcleo de las células y condiciona la síntesis de las proteínas (colágeno y elastina). En cosmética, se utiliza el ADN procedente del esperma del salmón o el reproducido por biotecnología. Se emplea en el tratamiento de pieles envejecidas por su capacidad para retener agua y porque aumenta el potencial de regeneración.

After-sun: Productos que se utilizan después de la exposición solar, que alivian, relajan e hidratan la piel, para que recupere su suavidad y tersura.

Alantoína: Extracto de plantas. Favorece la regeneración celular y posee efectos calmantes y sedantes.

Alfahidroxiácidos: Son conocidos como AHA y también como ácidos frutales y sirven para exfoliar con suavidad la epidermis, afinando el poro. Son aliados del antienvejecimiento. Entre los más empleados, se cuenta con el ácido glicólico, que se extrae de la caña de azúcar; el láctico, proveniente de la leche; el tartárico, extraído del vino, el cítrico y el salicílico, que viene de la corteza del sauce.

Bronceado: Es el mecanismo natural de la piel para protegerse de los rayos solares.


Caolín: Tipo de arcilla que se utiliza para la elaboración de muchas mascarillas, debido a su poder para absorber impurezas de la piel.

Capa basal: Capa más interna de la epidermis, compuesta a su vez por una capa de células con capacidad de multiplicarse y de ascender por las otras capas de la epidermis.

Capa córnea: Resultado final de toda la actividad de las células epidérmicas. Está compuesta por capas de células muertas (células queratinizadas).


Celulitis: También conocida como piel de naranja, es la modificación sufrida en el tejido conjuntivo, debida a una acumulación de grasa, líquidos y toxinas.

Ceramidas: Lípidos presentes en las capas superficiales de la piel. Aseguran la buena cohesión de la capa córnea y tapan las fisuras que surgen. Al principio, la cósmetica utilizaba las ceramidas procedentes de los animales, actualmente se usan las sintéticas o las vegetales.


Cobre: (Ver oligoelementos)

Colágeno: Constituyente de la dermis que asegura la flexibilidad, tonicidad y elasticidad. Las pieles jóvenes son ricas en este elemento que va perdiendo sus propiedades con la edad. El colágeno que se emplea en cosmética es una proteína soluble que se extrae del tejido conjuntivo de los animales jóvenes o se reproduce en laboratorio. También se usa colágeno marino. Hidrata y estimula el revestimiento cutáneo.


Comedón: Cúmulo de sebo que obstruye las glándulas sebáceas.


Corneocitos: Células repletas de queratina. Pertenecen a la capa más externa de la epidermis.

Dermis: Capa de tejido conjuntivo situada debajo de la epidermis. En ella se encuentran vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas y las glándulas sudoríparas.

Descamación: Escamas de la parte superficial de la piel, que se va pelando, por problemas de hidratación, a veces, ligados, incluso al sistema nervioso.

Edema: Hinchazón debida a la acumulación de líquidos en los espacios existentes entre las células del organismo.

Elastina: Componente del tejido conjuntivo que garantiza la elasticidad y tonicidad y que se deteriora con los años. En cosmética, se utiliza para retrasar y prevenir el envejecimiento.


Emoliente: Principio activo con sustancias suavizantes.


Epidermis: Capa más superficial de la piel, la que se ve.

Epitelioma: Tumor maligno que se forma en la piel.


Estrato espinoso: Capa de la epidermis, compuesta por células sin capacidad de multiplicarse y que recibe este nombre por los márgenes celulares similares a espinas.

Estrato germinativo: Capa de la epidermis cuyas células se dividen constantemente para formar otras nuevas.

Estrato granuloso: Capa de la epidermis que recibe este nombre porque las células presentan unos gránulos compuestos de keratina.

Eumelanina: Es la melanina que se encuentra en las pieles negras o muy oscuras, y en menor cantidad, en las morenas. Es uno de los dos tipos de melanina, es protectora y tiene un color marrón.

Exfoliar: Eliminar las células muertas de la piel más superficiales mediante un producto específico (exfoliante) que contenga pártículas de arrastre. Este peeling se aplica como una crema mascarilla y se retira con agua. Se puede exfoliar la cara (no más de una vez a la semana) y todo el cuerpo aunque se recomienda no hacerlo más de dos veces por semana.



Factor de protección (FP): Grado de protección con el que una piel puede exponerse al sol sin quemarse.


Feomelanina: Es la melanina que se encuentra en las personas de los fototipos más sensibles, que corresponden a los pelirrojos. Su color es rojo y no protege apenas del Sol.

Fibroblastos: Principales células del tejido conjuntivo, donde se producen el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico.

Filtro: Molécula que absorbe o refleja cierto tipo de rayos solares. Reduce la cantidad de Rayos UVA y UVB que alcanzan las células cutáneas.

Folículo piloso: Una de las dos partes en que se compone un pelo. Se encuentra situado a mayor profundidad en el cuero cabelludo y se compone de la raíz y los vasos sanguíneos que realizan el aporte nutricional.

Fototipo: Es la determinada capacidad de la piel para broncearse. Se distinguen entre cuatro y seis fototipos básicos, desde el más claro al más oscuro.

Glándulas sebáceas: Estructuras lobuladas que, debido a la desintegración de sus células, producen una secreción oleosa, denominada sebo.

Glándulas sudoríparas: Glándulas que segregan el sudor.

Glicerina: Hidratante activo o humectante. Se utiliza también en otros preparados para mejorar su conservación, ya que esta molécula permite retener el agua en el interior del envase, impidiendo que el producto se seque. Se le conoce también como glicerol y su éster es el glicérido.

Hidrolipídico: Mezcla de emulsión de aceite en agua que forma el manto natural de la piel. Cubre la superficie cutánea e impide el paso de sustancias nocivas al interior. Está formada por secreciones de las glándulas sebáceas y sudoríparas y de restos de las células que se han desprendido de la capa córnea.

Hidroquinona: Compuesto usado para la eliminación de las manchas de la piel. Aclara selectivamente el pigmento cutáneo (melanina) que está fuera de las células.

Hierro: (Ver oligoelementos)

Hipodermis: Capa grasa subcutánea, en la que diversos tabiques fibrosos dividen la grasa en lóbulos.

Jojoba: Aceite de propiedades suavizantes y protectoras, extraído de las nueces de jojoba.

Keratolíticos (agentes): Actúan ayudando a eliminar las células muertas de la epidermis.

Lanolina: Grasa protectora de la piel, que se obtiene de la lana.

Lecitina: Sustancia que aporta tersura a la piel.

Lípidos: Sustancias hidrófobas que participan en la cohesión y mantenimiento de los corneocitos.

Liposomas: Cápsulas microscópicas huecas que acumulan en su interior principios activos y que poseen una estructura similar a la de las membranas celulares, lo que les permite fusionarse con ellas y liberar en el interior de las células los principios activos que transporta. Estos vehículos también pueden recibir otras denominaciones: niosoma, microsoma, fitosoma, nanosfera, talaesfera, bio-cápsulas, micro-cápsulas…

Magnesio: (Ver oligoelementos)

Manganeso: (Ver oligoelementos)

Manteca de cacao: Por sus propiedades hidratantes, es un componente muy utilizado en barras de labios y algunas emulsiones.

Manteca de Karité: Nutre y protege la piel. Es muy útil cuando la piel está irritada.

Médula: Capa interna del tallo piloso.

Melanina: Es el pigmento marrón que se forma en los melanocitos, por la acción de los rayos del sol.

Melanocito: Célula epidérmica que sintetiza el pigmento de melanina, el encargado de proporcionar el bronceado.



Melanosoma: Son los receptáculos de la melanina sintetizada.

Melasma: Manchas de forma irregular que aparecen en la superficie cutánea debido por una exposición excesiva sin protección al Sol.


Micro-cápsulas: (Ver liposoma)

Microsoma: (Ver liposoma)


Oligoelementos: Elementos minerales que se encuentran, en muy pequeña cantidad, en todo el organismo. Algunos de ellos (tales como el zinc, cobre y manganeso) tienen una función indispensable en el metabolismo celular. Tienen un efecto estimulante en los intercambios producidos a nivel de la epidermis, intervienen en la síntesis de las proteínas y de las vitaminas y en la constitución de los tejidos. Atraviesan la membrana cutánea y en cosmética sirven para estimular y revitalizar las pieles cansadas.

Oriental: Denominación de un tipo de fragancia que suele tener notas dulces. Se asocia con la perfumería árabe que utilizaba elementos como la rosa, el ámbar o el almizcle.

Pantalla total: Son los productos solares con un factor de protección superior al 15. El bronceado es más lento, pero saludable. La protección, a pesar de todo, no es total.

Pantenol: Provitamina B5. Calma la piel irritada y contribuye a suavizarla.

Peeling: ( Ver Exfoliar )

PH: Potencial Hidrogeniones. Este símbolo corresponde a la escala de valoración de la acidez y la alcalinidad de una solución. Químicamente el pH neutro es igual a 7; si es inferior a 7 la solución es de reacción ácida, y si es mayor, alcalina. El ph neutro corresponde, dermatológicamente, a 5,5.

Pigmentación: Es el proceso de producción de melanocitos ocasionada por la activación de la tirosina que ocasionan los rayos UVB.

Poro: Orificio de la glándula sebácea que acaba en un canal de 2,5 milímetros, con un pelo frágil e invisible. Podemos encontrar centenares por centímetro cuadrado en el rostro, aunque la mayoría se encuentran en la denominada zona

T (zona): frente, nariz, barbilla. Los poros son cerrados e invisibles en las pieles secas.

Potasio: ( Ver Oligoelementos)

Proteína: Sustancias orgánicas formadas por carbono, oxígeno, hidrógeno y nitrógeno. Actúan como protectores cutáneos.

Queratina: Proteína existente en gran cantidad en las formaciones epidérmicas de los vertebrados (especialmente uñas y pelo). Desempeña un papel muy importante en la protección de la epidermis.

Queratinocitos: Células epidérmicas que constituyen la capa córnea. Nacen por división celular en la capa más profunda de la epidermis.

Radicales libres: Moléculas inestables muy reactivas que buscan otras moléculas para estabilizarse. Atacan el colágeno, la elastina, las proteínas, el ácido hialurónico y los fosfolípidos de las membranas, alterando las estructuras y alterando su funcionamiento. En gran medida son responsables del envejecimiento cutáneo y se generan por reacciones de oxidación y por exposición al sol. En cosmética se utilizan principalmente, la vitamina E y los flavonoides.


Reticulina: Proteína que contribuye a restablecer la firmeza y elasticidad de la piel.

Retinol: Derivado de la vitamina A. Aunque se conoce desde hace tiempo, en cosmética es muy inestable.

Sebo: Secreción que forma un manto lipídico sobre la piel, protege la capa córnea, impide la pérdida de agua e inhibe el crecimiento de hongos y bacterias.
Segmento inferior: Parte en que se divide el folículo piloso, abarca desde el bulbo hasta la zona de inserción del músculo erector del pelo.

Shiatsu: (en lengua Japonesa, SHI significa dedo y ATSU, presión): Es un masaje oriental en el que los dedos ejercen presión sobre determinados puntos del cuerpo con el objeto de estimular canales de energía, reducir el stress, aliviar dolores, tensión, fatiga y también los síntomas de diversas enfermedades.

Sodio: (Ver oligoelementos)

Spa: Spa significa en italiano "Salute per l'acqua", es decir, Salud a través del agua

Talasoterapia: Un tipo de balnoterapia que utiliza agua y productos procedentes del mar. Los tratamientos se realizan con agua a temperaturas entre 37ºC y 38ºC. Eso permite que los poros de la piel se abran y penetre el agua en el organismo, hidraatándolo y devolviéndole los minerales perdidos.

Tejido conectivo: Una de las partes constituyentes de la dermis. La misión de sus fibras (elásticas y colágenas) es la de mantener el tono muscular cutáneo dando a la piel resistencia a los traumatismos físicos.


UVA: Son los rayos ultravioleta de largo alcance. Son los causantes del fotoenvejecimiento prematuro.

UVB: Rayos ultravioleta de menor longitud que los UVA. Son los causantes de las quemaduras y de los cánceres cutáneos.

UVC: Rayos ultravioleta que no llegan a la superficie terrestre al ser interceptados por la capa de ozono.

Varices: Proceso venoso superficial producido por la dificultad en el retorno sanguíneo.

Vitaminas: Son sustancias orgánicas indispensables para la vida, necesarias para que el cuerpo funcione debidamente y que normalmente no pueden ser fabricadas o sintentizadas internamente. Si bien se encuentran en los alimentos, es en pequeñas cantidades, por lo que es recomendable obtenerlas en suplementos dietéticos o por vía tópica. Las fundamentales son:
- Vitamina A: liposoluble, para ser absorbida por el aparato digestivo, necesita de las grasas y minerales. Sirve para favorecer la renovación celular y mejorar la elasticidad de la piel.
- Vitamina C: Es fundamental para la formación del colágeno. Se absorbe mal en personas fumadoras y se pierde fácilmente en momentos de estrés.
- Vitamina E: Es la vitamina del antienvejecimiento. Impide la oxidación de la grasas e hidrata desde el interior de la piel

Volátil: En perfumería, se refiere a los aromas que desaparecen en pocos minutos.

Zinc: (Ver oligoelementos)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRASIAS POR SU VISITA, CUALQUIER PREGUNTA QUE TENGAN NO DUDEN EN ESCRIBIRME.

Publicar un comentario